Uno de los principales retos en RRHH es elegir al candidato idóneo, sin perder de vista que aún con una excelente entrevista, en ocasiones, probablemente escapen de nuestra vista u oído ciertos detalles del candidato, así como, identificar con certeza su lenguaje no verbal. Por lo cual, es de vital importancia recurrir a una herramienta que permita ponderar los datos y comparar un resultado vs un perfil de puesto de forma estadística. Una prueba psicométrica es una herramienta que permite analizar de forma cualitativa, cuantitativa y objetiva el comportamiento de un candidato ante ciertas situaciones y bajo ciertos contextos, disponiendo de una evaluación que nos faculte valorar con mayor certeza la tendencia del candidato al puesto.

Esta valiosa herramienta se utiliza en el proceso de selección de personal previo a la contratación ya que apoya a la empresa a obtener más información sobre los candidatos a un puesto de trabajo, con ello permite conocer sus fortalezas y áreas de oportunidad o mejora y determina si la persona es la idónea para desempeñar el cargo, evitando una mala contratación que puede representar cuantiosas pérdidas a la empresa.

Existen varios tipos de pruebas psicométricas que evalúan diferentes aspectos del candidato: inteligencia, personalidad, valores, preferencias, habilidades, aptitudes, capacidad para resolver problemas, intereses, carácter, entre otras. El reclutador elige una batería de pruebas que valoren las competencias laborales solicitadas en el perfil del puesto, con ello las pruebas psicométricas se aplican a cada candidato dependiendo del nivel y requerimientos del puesto.

Las pruebas psicométricas se encuentran estandarizadas en escalas, son pruebas que han quedado normalizadas, es decir, que han sido probadas en una población con distribución normal y permiten obtener puntuaciones representativas de la muestra total para comparar los resultados.

En las pruebas psicométricas no existen respuestas correctas o incorrectas al momento de contestar, pues no están evaluando en una escala de bueno o malo, son herramientas para comprender la personalidad única de cada individuo y conocerle mejor en poco tiempo. Es por esto, por lo que podríamos afirmar que la forma de responder a las pruebas psicométricas está en la total honestidad y transparencia de cada persona

Beneficios para las empresas aplicar pruebas psicométricas

  • Apoya a una contratación acertada de acuerdo con los requerimientos del puesto
  • Detecta fortalezas y las áreas de oportunidad para el desarrollo de los colaboradores
  • Permite diseñar planes organizacionales de capacitación
  • Ayuda a medir el impacto de la capacitación
  • Contribuye a incrementar la permanencia de los colaboradores (disminuir la rotación)
  • Optimiza las funciones del personal que interviene en el proceso de evaluación
  • Disminuye riesgos por conductas inadecuadas
  • Los candidatos perciben una imagen positiva de la empresa

Lic. Diana Arredondo Garcidueñas

Share This